lunes, 21 de noviembre de 2011

Al igual que una estrella fugaz.

Resulta que la pequeña estrella aparece en tu vida de repente y sin que te des cuenta te ilumina, pero resulta
que esa estrella trajo tu deseo más preciado, el amor.. Y cuando menos te das cuenta se está alejando pero lo único que puedes hacer es desear con todas tus fuerzas que esa estrella, aunque no haya sido la primera que han visto tus ojos regrese, y nunca se aleje te alumbre fijamente en los peores momentos y te refleje los momentos hermosos lo único que logras hacer en esos instantes es abrir tu ventana y admirar la oscuridad del cielo, pero hay esta él, alumbrando fijamente tu rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario